Enfermedades Reemergentes: Sarampión

Causas del Sarampión

El sarampión es una enfermedad viral altamente contagiosa causada por un virus miembro de la familia Paramyxoviridae. Este virus se transmite principalmente a través de gotículas respiratorias que se liberan cuando una persona infectada tose o estornuda. El virus del sarampión se caracteriza por su alta capacidad de propagación, lo que lo convierte en una amenaza significativa para la salud pública, especialmente en comunidades con baja cobertura de vacunación.

Enfermedades Reemergentes: Sarampión

El ciclo de vida del virus comienza cuando las gotículas infectadas entran en contacto con las membranas mucosas del tracto respiratorio superior de un individuo susceptible. Desde allí, el virus se replica y se disemina a través del sistema linfático y el torrente sanguíneo, alcanzando diferentes órganos y sistemas del cuerpo. Este proceso puede llevar de 7 a 14 días, periodo durante el cual la persona infectada puede no mostrar síntomas pero aun así ser contagiosa.

La estructura del virus del sarampión incluye una envoltura lipídica que contiene glicoproteínas esenciales para su entrada y salida de las células huésped. Estas glicoproteínas también juegan un papel crucial en la inmunogenicidad del virus, lo que significa que son objetivos clave para la respuesta inmunitaria del cuerpo y la acción de las vacunas.

Prevención, Medidas Generales y Específicas

La prevención del sarampión se fundamenta en la vacunación, una estrategia crucial que ha demostrado ser altamente efectiva en la reducción de la incidencia de esta enfermedad. La vacuna triple viral (MMR), que protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola, es el pilar de los programas de inmunización. Según el calendario de vacunación recomendado, la primera dosis de la vacuna se administra entre los 12 y 15 meses de edad, seguida de una segunda dosis entre los 4 y 6 años. Esta secuencia asegura una cobertura inmunológica robusta y duradera en la población infantil.

Alcanzar una alta cobertura de vacunación es esencial para la creación de inmunidad colectiva, lo que ayuda a proteger a aquellos que no pueden ser vacunados por razones médicas. Para lograrlo, es vital implementar campañas de vacunación masiva, especialmente en áreas con baja cobertura. Estas campañas deben ser acompañadas por esfuerzos de educación comunitaria que informen sobre la importancia de la vacunación y desmientan mitos y desinformación.

Vacunas contra el sarampion

Además de la vacunación, la vigilancia epidemiológica es una herramienta indispensable en la prevención del sarampión. La detección temprana de casos y la notificación inmediata a las autoridades sanitarias permiten una respuesta rápida y efectiva, minimizando el riesgo de brotes. En situaciones de brotes, se deben intensificar las intervenciones, incluyendo la vacunación de emergencia, el aislamiento de casos confirmados y la cuarentena de contactos cercanos.

En entornos específicos como escuelas y centros de salud, se deben implementar medidas adicionales para prevenir la transmisión del sarampión. En las escuelas, es crucial verificar el estado de vacunación de los estudiantes y exigir el cumplimiento del calendario de vacunas. En los centros de salud, se deben seguir protocolos estrictos de control de infecciones, incluyendo el uso de equipos de protección personal y la implementación de áreas de aislamiento para pacientes sospechosos o confirmados de sarampión.

Tratamiento y Complicaciones del Sarampión

Aunque no existe un tratamiento antiviral específico para el sarampión, el manejo de la enfermedad se enfoca en aliviar los síntomas y prevenir complicaciones. Las medidas de soporte son fundamentales para garantizar una recuperación adecuada. Entre estas medidas se incluye la hidratación, que es esencial para mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo, especialmente cuando el paciente presenta fiebre alta y sudoración excesiva.

El uso de antitérmicos, como el paracetamol (acetaminofen) o el ibuprofeno, es común para controlar la fiebre y reducir el malestar general. Sin embargo, es importante evitar el uso de aspirina en niños debido al riesgo de desarrollar el síndrome de Reye, una enfermedad grave que afecta al hígado y al cerebro.

La administración de vitamina A es otra intervención clave en el tratamiento del sarampión. Diversos estudios han demostrado que la vitamina A puede reducir la gravedad de los síntomas y el riesgo de complicaciones, especialmente en niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la suplementación con vitamina A en áreas donde el sarampión es endémico, así como en casos de malnutrición.

Las complicaciones del sarampión pueden ser graves y abarcan desde infecciones secundarias hasta secuelas a largo plazo. Entre las infecciones secundarias más comunes se encuentran la neumonía, la encefalitis y la otitis media. La neumonía es una de las principales causas de mortalidad asociada al sarampión, mientras que la encefalitis puede provocar daño cerebral permanente. La otitis media, aunque menos grave, puede llevar a la pérdida de audición si no se trata adecuadamente.

Virus del sarampión infectando

Además, el sarampión puede causar secuelas a largo plazo como la panencefalitis esclerosante subaguda (PES), una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central que puede aparecer años después de la infección inicial. Estas complicaciones subrayan la importancia de la prevención mediante la vacunación, que sigue siendo la medida más efectiva para controlar la propagación del sarampión.

Estado del Sarampión en Venezuela y el Mundo

El sarampión, una enfermedad que se consideraba bajo control gracias a los programas de vacunación, ha experimentado un resurgimiento en varias partes del mundo, incluyendo Venezuela. Este aumento en los casos se atribuye a una combinación de factores, como la disminución en las tasas de vacunación y la falta de acceso a servicios de salud en algunas regiones.

A nivel global, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó un incremento significativo en los casos de sarampión en los últimos años. En 2019, se reportaron más de 869,000 casos confirmados en todo el mundo, la cifra más alta en más de dos décadas. Brotes significativos se han registrado en países como la República Democrática del Congo, Ucrania y Madagascar, afectando a miles de personas y resultando en numerosas muertes.

En Venezuela, la situación del sarampión fue alarmante. El país ha experimentado varios brotes desde 2017, con más de 9,000 casos reportados y más de 80 muertes hasta 2019. La crisis económica y social ha exacerbado la situación, dificultando el acceso a vacunas y al sistema de salud en general. La migración masiva también ha contribuido a la propagación del sarampión tanto dentro como fuera del país.

Casos del sarampión en el planeta

Las autoridades de salud en Venezuela, en colaboración con organismos internacionales, han implementado diversas acciones para controlar la enfermedad. Campañas de vacunación masiva, esfuerzos de comunicación para sensibilizar a la población y la mejora en la vigilancia epidemiológica son algunas de las medidas adoptadas. El país logró la reverificación como país libre de sarampión en noviembre de 2023. Esto fue posible gracias a los esfuerzos realizados para extender y acercar la vacunación a las comunidades y elevar las coberturas. Sin embargo, la cobertura de vacunas no es la mejor.

Para abordar estos desafíos y mejorar las estrategias de prevención y control del sarampión en el futuro, es crucial aumentar la cobertura de vacunación y fortalecer los sistemas de salud pública. La colaboración internacional y el apoyo financiero también son esenciales para garantizar que todos los niños y adultos tengan acceso a las vacunas y a la atención médica necesaria. Solo a través de un esfuerzo conjunto se podrá controlar el resurgimiento del sarampión y proteger la salud de las poblaciones vulnerables en todo el mundo.

Otros links de interés

https://www.paho.org/es/temas/sarampion

https://news.un.org/es/story/2020/01/1468822

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/measles

https://www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/vaccine-preventable-diseases/Paginas/Measles.aspx

https://www.bupasalud.com/salud/sarampion

Compartir
Scroll al inicio